domingo, 3 de junio de 2012

Recreando la colisión de dos Colosos

Mucho se ha hablado estos días sobre la colisión de Andrómeda con nuestra galaxia dentro de 4.000 millones de años y todo a colación de un vídeo simulando cómo será ese impacto. Una simulación recreada por un equipo de científicos de la NASA y basada en las observaciones del telescopio Hubble.

Hace tiempo que ya sabemos de esa colisión y se ha especulado mucho con ella. El tema desde luego llama la atención y las simulaciones hasta ahora eran más que espectaculares, catastróficas. Basta buscar en Youtube para encontrar todo tipo de supuestos.


Pues bien, la NASA, que últimamente parece que debe justificar su existencia a cada paso, se ha basado en la observación de una región muy concreta de la galaxia durante un periodo de entre 5 y 7 años, para recrear una simulación del impacto, lo cual parece haberles dado una idea del tiempo estimado que durará, así como de sus consecuencias. Y claro está, los medios se han hecho eco del lanzamiento mundial de la colisión de los colosos.

La cosa es que leyendo por aquí y por allá, la noticia se repite con muy pocas diferencias, leída una, leídas todas. Y como siempre, si una contiene un error, lo contienen todas. Lo cual me lleva a preguntarme si es el becario el que no ha sabido traducir la noticia original, o es que los científicos de la NASA están empezando a perder el norte.

Cito palabras textuales de la noticia: "Después de casi un siglo de especulaciones sobre el destino de Andrómeda y nuestra Vía Láctea, por fin tenemos una idea clara de cómo se desarrollarán los acontecimientos en los próximos miles de millones de años", señaló Tony Sohn del Space Telescope Science Institute en Baltimore (Maryland) en un comunicado.

“Las simulaciones con ordenador realizadas con los datos del 'Hubble', muestran que tras el impacto inicial ambas galaxias tardarán otros 2.000 millones de años en fusionarse por completo bajo el efecto de la gravedad y que tome la forma de una galaxia única elíptica similar a las que son comúnmente vistas en el universo.”

Hasta ahí todo bien, parecen datos fiables y razonables, pero la noticia sigue: “Las estrellas dentro de cada galaxia se hallan tan lejos las unas de las otras que los expertos no creen que puedan chocar entre ellas, pero es posible que las estrellas "sean lanzadas a una órbita diferente alrededor del nuevo centro galáctico", explicó la NASA.”  Pues mira. Viendo el vídeo ni se me había ocurrido J

Y para rematar: Los científicos observaron repetidamente una región específica de la galaxia en un periodo entre cinco y siete años y concluyeron que, aunque esperan que la Vía Láctea sufra cambios, "nuestra Tierra y nuestro Sistema Solar no están en peligro de ser destruidos".

Pues si ser catapultados fuera de nuestro rumbo no es suficiente para destruirnos, el Sol se encargará de hacerlo, ya que dentro de 4.000 millones de años nuestra estrella empezará a agotar su combustible y a convertirse en una gigante roja, su radio aumentará lo suficiente para engullir a Mercurio y Venus, y la Tierra quedará tan cercana al Sol que la vida será imposible. Eso, hasta que finalmente explote en una bonita supernova en los siguientes 1.000 millones de años. Así que tanto dará si Andrómeda colisiona con nuestra galaxia o no, para esa época tendremos que estar muy lejos de aquí si queremos sobrevivir.

De todas formas el vídeo no deja de ser espectacular, que al fin y al cabo es de lo que se trataba. ¡Que lo disfrutéis!

video


Fuente original: HubbleSite 


Otras Fuentes posteriores:


ElMundo.es 


FarodeVigo.es  


ElPaís.com


Antena3.com 



15 comentarios:

  1. Correcto, Zendita, lo que nos machacará es el Sol, no Andrómeda. Estupendo post

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes, Zenda, que de esto yo no entiendo. Pero aprendo, aprendo. Aunque personalmente prefiero que no se divulgue mucho porque habláis de miles de millones de años...y seguro que el Gobierno, como se entere, se acogerá a estas medidas para marcar la edad de la jubilación.

    Zenda, ya saber que aunque no comente mucho, te sigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Visto lo visto, creo que será mejor que no estemos ni tu ni yo, Zenda :). A no ser que con tantos años de experiencia, dada nuestra longevidad..., hayamos descubierto la forma de estar muy lejos y ver lo que ocurre, como si de un documental se tratara.
    Si es así, espero que sea en un planeta tan bello como el que ahora disfrutamos.
    ¡¡Bienvenida!! te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  4. Solo te quedan 4000 millones de años para seguir manteniendo tu foto del perfil; después tendrás que cambiarla si no quieres parecer anticuada!

    ResponderEliminar
  5. Estimado: Muy interesante el articulo y los comentarios que realizas acerca de la fuente original. Sin embargo, lamento decirte que nuestro sol nunca llegara a explotar como una supernova ya que no tiene la masa necesaria para aquello, en nuestro sol el carbono y el oxigeno formados después de la fusión del helio no pueden llegar a fusionarse por que no es posible obtener las temperaturas y presiones adecuadas. El fin de nuestro sol, por lo tanto, es llegar a transformarse en una enana blanca.

    ResponderEliminar
  6. La verdad que pierde mucho el articulo al pretender corregir al personal y meter la pata con la supernova.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya os contaré si la simulación acertó o no... ;)

    ResponderEliminar
  8. Hl, Zenda! pues seguro que nos va a pillar un poco lejos. Disfrutemos la simulación por si acaso.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Vete tú a saber donde estare yo dentro de 4.000 millones de años, con cachaba seguro :)
    Ñec ñec cielo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Zenda.
    increible y fascinante... por suerte o desgracia no estaremos para ver la colisión en directo :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Me tengo que hacer con una buena cámara fotográfica para entonces, no quisiera quedarme sin un recuerdo.
    Un abrazo Zenda y ¡FELIZ 2013!

    ResponderEliminar
  12. El Sol nunca llegará a la fase de supernova. No es lo suficientemente grande ni caliente. Acabará como estrella enana.
    No está claro, tampoco, si será el sol o será Andrómeda quien acabe con la Tierra. El calor en la Tierra será ya demasiado dentro de unos 2500 millones de años pero también por esas fechas el tirón gravitatorio de Andrómeda podrá habernos sacado de la órbita o enviado contra nosotros nubes de gas o desestabilizado la nube de Oort. Quién sabe. A la larga, ciertamente, el choque galáctico es más importante porque dentro de 2500 millones es casi seguro que la raza humana habrá salido del Sistema Solar pero- debido a las limitaciones relativistas en la velocidad- no está nada claro que haya podido salir de la galaxia.

    ResponderEliminar