miércoles, 25 de enero de 2012

Una Oportunidad Única de ver Venus en Tránsito

Para todos los aficionados a observar las estrellas hay ciertos acontecimientos que tienen especial importancia. Algunos por escasos y otros por raros. Pues bien, el próximo junio entre los días 5 y 6, un acontecimiento escaso y precioso se podrá observar en los cielos, ni más ni menos que la última vez que se podrá ver Venus pasar en tránsito ante el Sol, hasta 2117.

Crédito de la Imagen: NASA / LMSAL

Desde este momento y hasta bien entrada la primavera, Venus irá subiendo en su posición en el cielo y su brillo aumentará convirtiéndose en un faro en la noche, un bonito espectáculo. Pero a finales de mayo empezará a caer hacia las cercanías del Sol hasta desaparecer de la vista el día 5, momento en el cual pasará en tránsito por delante del astro rey como un punto negro que lo cruza lentamente.

Este acontecimiento es muy escaso. Entre el año 2000 ac y el año 4000 dc solo habrá 81 tránsitos de Venus y de momento los seres humanos hemos sido testigos de solo 6 de ellos, quedando registrados en 1639, 1761, 1769, 1874, 1882, y más recientemente, en 2004. Aunque claro, no se puede descartar que alguien en la antigüedad y con muy buena vista, pudiera haber observado una mancha oscura en el Sol que se movía, quizás al amanecer o en la puesta de Sol, pero no ha quedado constancia.

Las circunstancias de los tránsitos de Venus se repiten con gran exactitud después de un periodo de 243 años, pero entre estos periodos hay intervalos (en años) que van de la siguiente manera: 8 + 121,5 + 105,5 = 8 + 243. Esto significa que pueden ocurrir un par de tránsitos en un plazo de 8 años, pero después del segundo tránsito no se repetirá en más de un siglo. Los anteriores tránsitos de Venus se produjeron el 9 de diciembre de 1874 y el 6 de diciembre de 1882. Desde entonces no ha habido ninguno más hasta el pasado año 2004 y el segundo de este periodo será el que se produzca el 5 y 6 de junio de 2012, con lo que si alguien se lo pierde, es muy posible que no lo vea nunca más pues hasta 2117, es una larga espera.

Visibilidad del Tránsito en las distintas regiones de la Tierra

El 5 de junio el tránsito tendrá una duración de casi 7 horas y será visible desde las tres cuartas partes de nuestro planeta aprox. El principio del tránsito se producirá antes del atardecer será visible desde la parte noroeste de América del Sur, América de Norte, Hawaii, Asia central y Occidental, Nueva Zelanda y el este de las dos terceras partes de Australia.

Y su final será visible desde el norte y el noroeste de América del Norte, Nueva Zelanda, Australia, Asia, la mitad oriental de África, la mayor parte de Europa y la mayor parte de Canadá. Para la mayor parte de Europa la mañana del 6 de junio el Sol saldrá con Venus ya en su superficie y el tránsito casi terminado.

Desafortunadamente, las personas que viven en la mitad occidental de África, sur y oeste de España, todos los de Portugal y las regiones central y oriental de América del Sur, se perderán este espectáculo, ya que el Sol estará por debajo del horizonte cuando suceda.

A diferencia de los tránsitos de Mercurio, los de Venus son fácilmente visibles a simple vista. Éste aparece como un claro punto negro y redondo sobre la superficie del Sol y aunque sea pequeño (1/32), es lo suficientemente grande como para verlo. Eso sí, se tienen que tomar las mismas precauciones que con un eclipse de Sol y usar protección para los ojos.

Así que ya sabéis, un telescopio, un buen filtro solar, si es posible una cámara y un buen sitio reservado para el atardecer del día 5 o el amanecer del día 6.

Fuente: Space.com

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por la información. Estaremos al tanto el 6 de junio.

    ResponderEliminar
  2. pues a ver marte...

    pd:Salu2 desde Ofertas ADSL Vodafone.

    ResponderEliminar
  3. Intentaré no perderme este acontecimiento, y si lo hago procuraré ver el próximo en el 2117.
    Un abrazo Zenda.

    ResponderEliminar